Te llamamos

TORÉ RESPONDE

952 600 004

He leído la política de privacidad y estoy de acuerdo en compartir mis datos.

Aumenta la demanda de alquiler de lujo para larga temporada

Primero probar para después comprar. El sector inmobiliario especializado en el producto de media y alta gama asiste a un cambio de hábitos del mercado extranjero que elige Marbella para iniciar una nueva vida familiar o empresarial. Si hasta hace unos años el objetivo de este tipo de clientes era la adquisición de un inmueble, ahora optan por la fórmula de alquiler. Un nuevo perfil de turista que busca un nuevo producto. Al igual que está ocurriendo en el segmento de las transacciones de venta, en los alquileres de alta gama se exigen unas características muy concretas: vivienda amplias, con diseño moderno, lo más cercanas posible al mar, dotadas de servicio de mantenimiento y seguridad. El precio, aseguran las inmobiliarias consultadas, no viene a ser un problema en la mayoría de los casos para estos clientes. A partir de 3.000 euros al mes.

Ese cambio de tendencia apunta además a que estos inquilinos -la mayoría de ellos extranjeros- apuestan por la larga temporada. El cliente de nacionalidad española irrumpe en este mercado del alquiler de alta gama tan solo para la temporada alta de verano.

El último informe sobre el Mercado Inmobiliario de Marbella 2015 elaborado por la agencia marbellí Diana Morales Properties (una de las más antiguas de la zona), presentado hace unos días, ya ponía el acento en esta tendencia del incremento de la demanda. «Existe una fuerte demanda de alquileres, tanto vacacionales como de larga temporada, sobre todo en el sector medio alto, donde los precios van desde los 1.500 euros por semana durante la temporada alta», recoge el informe.

La empresa inmobiliaria habla de un cliente «cada vez más exigente en cuanto a comodidades e instalaciones» que busca preferentemente propiedades modernas y de buena calidad ubicadas en las zonas más conocidas». Además, abogan porque la legislación vigente sobre alquileres de corta temporada contribuyan a «elevar el nivel de profesionalidad en el mercado de alquileres vacaciones». Además, indican que cualquier «inversión para adecuar la vivienda a las comodidades estándar que el cliente espera se verá compensada por la obtención de mayores beneficios».

 

 

Ante este incremento de la demanda el sector responde como puede. La oferta de inmuebles que se adapten a este perfil escasean en la zona, fruto del estado de coma en el que ha permanecido el sector de la construcción en los últimos años, porque la bolsa de alquileres de alta gama está tradicionalmente más vacía que la de las ventas y porque buena parte de los que existen ya tienen inquilinos. De ahí que las viviendas que salen lo hacen en muy poco tiempo, tal y como señalan en Nevado Realty, una de las agencias inmobiliarias en Marbella de referencia especializada en propiedades de lujo en la zona centro y la Milla de Oro, y con más de dos décadas de experiencia en la zona. Fuentes de la empresa apuntan que si bien desde octubre del pasado año la demanda de alquileres de alta gama para larga temporada empezó a despuntar, ha sido con el inicio de 2015 cuando ha experimentado el despegue definitivo.

Las más buscadas

En este caso, los profesionales señalan a dos tipos de vivienda como las más buscadas por los clientes. De un lado, las familiares de tres o cuatro dormitorios, en primera línea de playa, vistas al mar y altas calidades. De otro, pisos de dos dormitorios para parejas, pero igualmente con las mismas prestaciones de calidad, comodidad, seguridad y limpieza.

Ingleses, nórdicos y últimamente franceses y belgas encabezan el ranking de nacionalidades de este perfil de cliente aunque como indican desde Nevado Realty, se observa un ligero incremento de ciudadanos españoles procedentes del norte del país -País Vasco, mayoritariamente- y madrileños.

El motivo de su traslado a Marbella: un cambio de vida en el caso de las familias extranjeras que se desplazan con sus hijos; o empresarios que inician una nueva actividad económica en la zona.

Otra característica de este nuevo perfil de cliente es que en muchas ocasiones demanda las viviendas sin amueblar para poder adaptarlas a su gusto y darles su toque personal. «Incluso hay clientes que prefieren que los inmuebles no sean nuevos para poder hacerles obra, principalmente en cocina y baños», explican desde Nevado Realty.

Si en los dos últimos años el inquilino mayoritario en estas residencias de lujo en alquiler en Marbella eran ciudadanos rusos, ahora estos clientes son minoría. La depreciación del rublo ha dado al traste con los planes de negocio y nueva vida al borde del Mediterráneo y muchos han tenido que regresar a su país ante la imposibilidad de afrontar un alquiler de 6.000 euros mensuales que con la devaluación de la moneda suponía casi el doble para sus bolsillos. Así lo subrayan desde Marbella Unique Properties. Una de sus propietarias, Yolanda López, apunta que desde hace meses ha empezado a disminuir el número de clientes rusos, a favor de belgas o nórdicos que siguen aumentado.

Esta profesional especializada en el sector de la media y alta gama inmobiliaria subraya este despunte de la demanda del arrendamiento para la alta temporada, aunque igualmente asegura que las reservas de viviendas únicamente o para el verano no solo han crecido sino que además en estas fechas las mayoría de las reservas están ya formalizadas.

 

 

Extraído de: http://m.diariosur.es/marbella-estepona/201504/04/aumenta-demanda-alquiler-lujo-20150404205430.html

Sobre el Autor

Fecha de publicación: 7 abril, 2015.

 
© 2019 - Inmobiliaria Toré 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies